El jamón: ¿mejor cortado a cuchillo o a máquina?

El jamón: ¿mejor cortado a cuchillo o a máquina?

8 Ene 2020 - Publicado en General

El Jamón es una de las comidas más deliciosas de la gastronomía española, sus diferentes combinaciones hacen que cada bocado sea un deleite para el paladar, pero todo varía según el tipo de corte que este tenga. Seguramente en más de alguna ocasión te has preguntado ¿qué corte es mejor para tu jamón? ¿a cuchillo o a máquina?

Sin duda este es un debate que puede dividir opiniones, ya que todo se basa en el gusto de cada persona, tradicionalmente la mayoría hemos disfrutado de un buen jamón cortado a cuchillo, sin embargo, hoy te traemos las ventajas de un corte a mano y en máquina.

Ventajas y características del corte a cuchillo o a máquina

Corte a cuchillo

Un buen cortador sabe que manipular el jamón con cuchillo es todo un arte, y que posee la destreza de dar un sabor impresionante según el corte que realice, destacando cada uno de sus matices y sabores. Además de brindar un espectáculo ocular al cortar delicadamente la pieza.

Cuando un jamón es cortado a cuchillo podemos disfrutar de:

  • Un corte que se acopla a su vetado natural, apreciando mejor la textura. Es fundamental que al cortar el jamón se haga en una posición específica, (iniciando desde la babilla o maza y de pezuña a punta), esta acción respeta la dirección de la veta del jamón, provocando que a la hora de comerlo se pueda sentir un corte más jugoso y visualmente con mucho más encanto.
  • Nos permite apreciar una variedad más amplia del jamón, ya que al ser cortado a cuchillo, el jamonero puede elegir cortes más específicos accediendo a ellos con mayor facilidad.
  • Al ser un proceso manual, no aporta calor al cuchillo, haciendo que la masa del jamón se mantenga intacta, a esto le agregamos que se puede elegir el grosor y tamaño de la loncha.

Corte a máquina

Una máquina rebanadora es la encargada de realizar el corte del jamón. Este proceso puede ser un poco complejo, ya que la pieza debe estar deshuesada y preparada para su corte, la cual se ve principalmente afectada en su veta, por ser un corte en sentido contrario al cuchillo.

  • El jamón es más sencillo de manipular, al ser puesto es una maquina es fácil lograr cortes visualmente más finos y atractivos.
  • El proceso de cortar a maquina puede aligerar el tiempo y trabajo del jamonero, sin embargo le quita la fascinación de ver un proceso minucioso en su preparación.
  • Su precio puede ser más económico. Al no invertir mucho tiempo en su preparación y personal cualificado para realizarlo.
  • El sabor del producto sigue siendo bueno y atractivo.

Pero como para gustos los colores, tu eres quien decide que tipo de corte prefieres, a cuchillo o a máquina. Ahora ya sabes las diferencias de lo que implica este tipo de procedimientos, pero siempre lo más importante será que disfrutes a lo grande de este sabor gastronómico en todas sus formas.