Cómo preparar una tabla de embutidos

Cómo preparar una tabla de embutidos

21 Oct 2021 - Publicado en Sin categorizar

¿Tienes invitados en casa y no sabes cómo sorprenderlos? En este post os traemos una idea que va a conquistar hasta los paladares más exigentes. Se trata de una tabla de embutidos, el plato estrella que siempre triunfa en cualquier picoteo.

Su principal ventaja es el tiempo de preparación. Olvídate de pasarte horas en la cocina y ponerlo todo manga por hombro para presentar el entrante más sabroso. Elaborar un surtido de ibéricos no te llevará más de un momento y además puedes dejarlo preparado de un día para otro si vas escaso de tiempo.

¿Qué no puede faltar en una tabla de embutido? La respuesta es bastante sencilla: materia prima de calidad. Por eso, te recomendamos los embutidos de Sierra Morena, cuyo proceso de elaboración tradicional ensalza el sabor único de nuestra tierra.

El número de comensales será el factor que determinará el número de variedades de embutido. Lo ideal es hacer el mayor número de combinaciones posible, siempre teniendo en cuenta las dimensiones de la tabla, para asegurar satisfacer los gustos de todos los comensales. Por ejemplo, puedes incluir lomo de bellota, chorizo ibérico, salchichón, cecina… y por supuesto, no se puede quedar atrás un buen jamón.

Además, para acompañar el embutido es fundamental un buen pan. Al igual que te hemos mencionado antes, puedes escoger diferentes tipos y jugar con las texturas (pan de pueblo, regañas o colines). Así, la experiencia en boca será mucho más atractiva.

Por otro lado, existen otro tipo de productos que puedes incluir en tu tabla para quedar como el mejor anfitrión. Quesos, frutos secos, encurtidos y mermeladas son los más recomendados.

Cómo servir los embutidos para apreciar todo su sabor

Al igual que cada maestrillo tiene su librillo. Cada experto tiene su propia manera de servir los embutidos. Por eso, nosotros te vamos a dar una serie de tips para que el éxito siempre esté asegurado.

  • Mantén los productos a temperatura ambiente: para poder disfrutar de todo su sabor, es fundamental que el embutido no esté frío. Por eso, recuerda siempre sacarlo un rato antes de servirlo en la mesa. No obstante, en los meses más calurosos pueden terminar pringosos y sudados, por lo que es aconsejable mantenerlos en una zona fresca.
  • Utiliza embutido cortado en lonchas finas: un embutido mal cortado puede estropear totalmente la presencia de la tabla. Todo el mundo sabe que antes de la boca, la comida entra por los ojos por lo que presentarla de manera apetecible es vital. Además, las lonchas finas ofrecen una textura más agradable y permite que se degusten mejor los matices.
  • No amontones: seguro que conoces la frase: juntos, pero no revueltos. Pues en este caso, hay que aplicarla a la perfección. Emplea un plato amplio que te permita presentar de manera limpia y ordenada cada una de las variedades que has escogido.

En Sierra Morena queremos que triunfes con tu tabla de embutidos. Por eso ponemos a tu disposición los mejores ibéricos del mercado. Así que, ¿a qué estás esperando para organizar un súper comida de picoteo?