Las mejores partes del cerdo ibérico. ¡Conócelas!

Las mejores partes del cerdo ibérico. ¡Conócelas!

1 Oct 2019 - Publicado en General

El cerdo es el animal del que más aprovechamos su carne, desde la cabeza hasta el rabo, y de ahí el refrán “del cerdo hasta los andares”, pero si lo que quieres saber es que partes son las más consumidas por su sabor y jugosidad en Jamones Sierra Morena te informamos de ello:

Presa: parte superior y delantera del lomo, es intermuscular, por eso es tan jugosa y sabrosa.
Secreto: procede de la parte cercana a las paletas del animal, es muy plano y fino por ello es tan exquisito al paladar. Su nombre se debe a que antiguamente el carnicero solía cortar esta parte para quedársela, puesto que conocía su exquisitez.
Costillas: son una de las partes favoritas, son muy usadas para barbacoas porque se trata de una carne muy sabrosa y tierna, si se hace correctamente.
Lomo: Los filetes de lomo gustan a todo el mundo porque son perfectos tanto para pequeños como para mayores. Además, para aquellos que no quieren consumir mucha grasa, son ideales porque se trata de una carne fina y magra.
Solomillo: es una de las piezas más magras y tiernas del cerdo. Es una pieza alargada de la parte trasera superior del animal. Por su textura tan tierna y jugosa, se puede cocinar de muchas maneras.
Chuletas: esta parte es el lomo, pero con el hueso que le aporta algo más de cartílago y grasa. Si son ibéricas darán más jugosidad a nuestro paladar.

¿Qué más partes del cerdo me tengo que comer?

¿Creías que ahí se acababa todo? Estas equivocado. Existen otras partes no tan populares, pero sí muy usadas en la cocina tradicionalmente como la lengua del cerdo que se usa en guisos y embutidos, la papada que es deliciosa ya sea curada o fresca, la careta formada por orejas y morro, el rabo que es muy gelatinoso y por último y más sabroso, el tocino que recubre la mayor parte del animal.