¿Cómo emplatar el jamón?

¿Cómo emplatar el jamón?

16 Sep 2021 - Publicado en Sin categorizar

Existen platos que, por sí mismos, llaman la atención del comensal sin requerir de mucho esmero en su presentación. El jamón entra sin duda en esa lista, aunque un buen emplatado puede hacer que se potencie su atractivo, haciéndote la boca agua con tan solo tenerlo cerca. Para llevar a cabo un buen emplatado, son varios los factores que debemos tener en cuenta. En la publicación de hoy, te enseñaremos cómo emplatar el jamón correctamente, un fácil recurso para ganarte a todos tus comensales. Estos son los detalles que debemos tener en cuenta para lograr un emplatado perfecto:

  • El plato. Para comenzar, escogeremos el plato adecuado para colocar los cortes del jamón. Lo primero que debemos tener en cuenta es el color del plato. Preferiblemente, escogeremos un plato de color blanco para potenciar el contraste con el rojo intenso del jamón y sin adornos para no desviar las miradas hacia otro sitio que no sea el producto. Además, es recomendable utilizar platos redondos, ya que la presentación resulta más elegante.
  • La distribución. La colocación de los cortes también es un factor de importancia para el emplatado. A la hora de colocar las lonchas en el plato, debemos empezar colocando el jamón desde el exterior hacia el interior solapándose entre sí. Además, es recomendable orientar el tocino hacia el interior del plato, lo que facilitará su consumo y favorecerá a que el plato sea más llamativo.
  • La temperatura. En tercer lugar, nos centraremos en la temperatura del jamón. Para exprimir al máximo sus propiedades, es de vital importancia que lo cortemos y presentemos a su temperatura ideal. La temperatura a la que deberemos realizar los cortes es de entre 20 y 25 grados, ya que facilita el corte para el jamonero y favorece a que el jamón desprenda todos sus aromas. Además, debemos tener en cuenta la temperatura del plato, que ha de estar a temperatura ambiente para que el jamón conserve su temperatura ideal y su aspecto apetecible.

El corte es la esencia de un emplatado perfecto. Sin embargo, lo dejaremos para el final de la publicación. Antes, responderemos a una pregunta que genera debate entre el público jamonero: ¿debemos quitarle el tocino para lograr un buen emplatado? La respuesta es no. El tocino aporta un gran sabor al jamón, además de favorecer a su conservación. Por lo tanto, es un error retirar «o blanco» del jamón cuando lo servimos en el plato.

La importancia del corte a la hora de emplatar el jamón

El corte es fundamental para lograr un emplatado perfecto. Conseguir un corte ideal requiere de práctica y buena mano, ya que no se trata de una tarea sencilla. Además, debemos tener en cuenta que se ha de llevar a cabo con los instrumentos adecuados para cortar el jamón. Estos instrumentos que necesitaremos son el jamonero, el cuchillo jamonero y la puntilla.

Un buen corte para el jamón lo conseguiremos cuidando el grosor y la longitud de las lonchas. Estas han de ser finas y de una longitud de unos 4 o 5 centímetros. Además, todos los cortes deben ser semejantes para lograr un emplatado simétrico y perfecto.

Por último, debemos saber cuánto jamón cortar. El corte ha de ser controlado, ya que la cantidad ideal de jamón en el plato es de unos 100 gramos (dependiendo del tamaño del plato), lo que se traduce en unas 25 lonchas si realizamos unos cortes de longitud y grosor apropiados.